Actividades 2013‎ > ‎

PUENTE DEL PASADERO Y EMBALSE CERRO ALARCÓN

publicado a la‎(s)‎ 8 feb. 2013 18:49 por Norberto Caminero   [ actualizado el 25 feb. 2013 21:06 por Camineros del Real de Manzanares ]

Domingo, 24 de febrero de 2013


Ruta que nos permite conocer parte del interesante cauce del río Perales, el embalse de Cerro Alarcón, el puente musulmán de El Pasadero y varios molinos medievales, en un entorno natural muy bien conservado.




CONVOCATORIA:

Día:                Domingo, 24 de febrero de 2013

Hora:             9:30

Lugar:           Iglesia de Nuestra Señora de la Estrella en Navalagamella.

Distancia:      12,5 km

Dificultad:     Media. Senderos y pistas. Algún tramo de subida y una zona de sendero estrecho junto al río.

Duración:      4,5 horas aprox.


Actividades programadas:

 

MARCHA CAMINERA.

 

  • Punto de partida:

El punto de reunión para comenzar el recorrido es el aparcamiento de la iglesia de Nuestra Señora de la Estrella a la entrada de Navalagamella por la M-510 viniendo desde Valdemorillo.

Ver en mapa:

http://goo.gl/maps/u2Dfd

 

  • Recorrido y características:

El recorrido comienza discurriendo hacia el Sur por un camino entre vallas de piedra donde los vecinos del pueblo de Navalagamella tienen huertas y frutales y  algunos olivos de gran porte. Nos encontraremos con la conducción del canal de Isabel II que lleva agua del embalse de Picadas a Majadahonda, donde se gira a la derecha.

Por el camino de servicio del Canal se llega a la carretera M-521, que cruzaremos para enseguida pasear por la colada de Las Vegas  y la colada de Valdeyerno, por la que se desciende al cauce del río Perales disfrutando de  encinares adehesados.

El cauce del río Perales presenta en esta zona un excelente estado de conservación natural con abundante vegetación de ribera, donde por senderos poco marcados llegaremos al puente del Pasadero, probablemente de origen musulmán que formaba parte del camino que unía  Navalagamella y Quijorna.

Poco después podremos admirar dos molinos hidráulicos de los denominados “molinos de cubo” y por un sendero más marcado, que esta catalogado como vía pecuaria, ascender hasta la colada de Valperdiz donde giraremos a la derecha y descenderemos al embalse de Cerro Alarcón.

Bordearemos el  embalse por senderos hasta cruzar de nuevo la conducción del Canal de Isabel II. Seguiremos subiendo, con algún tramo de fuerte desnivel, por senderos poco marcados pero pertenecientes a la colada de Navalperdiz, Valhondillo  y Valquemado   hasta alcanzar la carretera M-510. En este tramo veremos las ruinas de otro molino.

Una vez cruzada la carretera seguiremos subiendo por un sendero marcado por la Comunidad de Madrid que discurre cercano al arroyo de Hondillo que termina en la cañada Real Leonesa y desde allí llegaremos de vuelta al pueblo de Navalagamella, que atravesaremos para llegar a nuestro punto de partida.

La ruta discurre en gran parte por senderos poco marcados donde es fácil perderse si no se sigue al grupo. Varios tramos, aunque cortos,  de  desniveles acusados.

Es imprescindible llevar calzado adecuado.

 

  • Descripción de lo que veremos:

El puente musulmán de El Pasadero:

El puente del Pasadero se encuentra en el río Perales, al sur de la urbanización Cerro Alarcón, por debajo de la carretera de Valdemorillo a Navalagamella.

Según los últimos estudios (Pilar Oñate, Sanchez Lara, Martinez Lillo), parece confirmarse que se trata de un puente gemelo al de Alcanzorla sobre el río Guadarrama y que junto con el del Grajal sobre el río Manzanares formarían la infraestructura de un camino militar andalusí  que unía los valles del río Jarama y Tiétar y permitía el rápido envío de refuerzos desde Toledo.

Entre los siglos IX y X y ante el avance de los reinos cristianos se crea un sistema defensivo para proteger las fronteras árabes de la Marca Media contra las incursiones de las tropas cristianas.

Abderraman III, a mediados del siglo X, ordena un entramado de atalayas localizadas en la sierra de Madrid.  Dispuestas en dos frentes, la primera más al Noreste, de la que aun se conservan las atalayas de Torrelodones y Hoyo del Manzanares, y la segunda más al Norte con las de El Berrueco, Arrebatacapas, Venturada y El Vellón.

De este modo se estableció un férreo control sobre los pasos naturales entre Somosierra y Guadarrama, es decir el Puerto de Navacerrada, la Fuenfría y el Alto del León que constituyen los tres pasos del sistema Central que históricamente coinciden con la calzada romana de Talamanca del Jarama, la calzada romana del Puerto de la Fuenfría y el paso a través de Somosierra.

Este cinturón de torres vigía controlaban los pasos noroccidentales de la sierra de Guadarrama. Para comunicarlas entre si y poder responder rápidamente a las incursiones cristianas se construyo un camino militar andalusí que permitía la rápida comunicación de todo el sistema de atalayas de las presierras e iba desde el Valle del Tiétar a Talamanca, utilizando cinco puentes. De ellos el primero, el Puente de San Juan, sobre el Alberche, y el último, el de Talamanca, sobre el Jarama, están muy alterados. Pero los otros tres conservan características tan similares que se puede afirmar que fueron hechos siguiendo un plan único.

Los puentes que se conservan mejor son el casi desconocido del Pasadero, sobre el Perales, el de Alcanzorla, sobre el Guadarrama y del Grajal sobre el Manzanares.

 

Embalse de Cerro Alarcón:

El embalse de Cerro Alarcón se construyo en 1970 sobre el río Perales, siguiendo la práctica habitual en esos años de dotar de pequeños embalse de recreo a las urbanizaciones que surgían por doquier.

Su construcción provocó un gran impacto ecológico sobre el río Perales, no sólo en lo que respecta a la regulación de sus aguas, sino también al hábitat de algunas especies piscícolas en peligro de extinción. Es el caso de la pardilla (rutilus lemmingii), que fue desplazada aguas abajo de la presa.

El embalse tiene una capacidad de almacenaje de 1,04 hm³ y ocupa una superficie de 25 hectáreas. Se extiende a lo largo de 1.200 m con 150 m de ancho.

Sin embargo, hoy día la zona se ha convertido en un ecosistema de alto valor ecológico siendo declarado LIC (Lugar de Interés Comunitario), estando situado además junto a una de las ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) más importantes de la Comunidad de Madrid.

Además de una vegetación bien conservada sirve de hábitat a numerosa fauna relacionada con el medio acuático en muchos casos, amenazada.

Recientemente ha surgido una nueva amenaza urbanística al intentar construir un complejo hotelero y turístico en sus orillas, que afortunadamente parece haberse detenido, no sabemos si gracias a la actual crisis.

Se adjuntan algunas noticias al respecto:

http://laalmenara.com/component/content/239?task=view

http://www.elfarodelguadarrama.com/noticia/10042/Valdemorillo/Un-proyecto-hotelero-en-Cerro-Alarcon-desata-las-criticas-en-Valdemorillo.html

http://elguadarramista.com/2012/02/24/anulan-un-complejo-turistico-a-orillas-del-embalse-de-cerro-alarcon/

 

Molinos del río Perales:

Aunque los molinos más interesantes están aguas arriba del recorrido de esta ruta (ver ruta camineras de 19/10/2010 y 22/10/2011), si podremos ver las ruinas de un par de ellos.

El Siglo XV y posteriores parece que fueron los de mayor actividad de los molinos del río Perales , aunque se encuentra referencias ya en el Libro de la Montería de Alfonso XI a estos oficios.

En la actualidad se conservan los restos de cinco molinos en el río Perales, aunque hay fuentes que llegan a contar hasta seis. Son los siguientes, nombrados siguiendo el curso del río:

          Aguas arriba del puente sobre la carretera M-510:

            Molino Alto

            Molino de la Hondilla o de Baltasar

          Entre el puente de la M-510 y la presa de Cerro Alarcón:

            Molino Serrano

            Molino del Real Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

          Aguas abajo de la presa de Cerro Alarcón:

            Molino de Navacerrada.

La construcción de estos molinos corresponde a lo que se denomina como molinos de cubo, versión evolucionada que empiezan a aparecer en el siglo XIII. Son molinos de rodezno que sustituyen la presa o azud por un cubo, que es normalmente una construcción cilíndrica vertical, donde se recoge el agua que trae el caz desde el río. El agua acumulada en el cubo se suelta de golpe a través de la botana, sobre el rodezno dando la suficiente presión para mover el molino. Son molinos muy apropiados para aprovechar ríos con caudales muy variables y limitados, aunque obviamente solo funcionan durante la descarga de agua del cubo, debiendo esperar a que se vuelva a llenar para poder continuar.


Crónicade esta actividad

 

Ver fotos

 

La rutaen Wikiloc

Comentarios
Anónimo
Anónimo
Cancelar
No tienes permiso para añadir comentarios.